Luis Suárez en Nacional

El rincón de las arañas

La importancia de los orígenes

23 Jan , 2019  

Mientras las Eliminatorias todavía están lejos y se acerca una nueva Copa América, nos permitimos hacernos una pregunta que entendemos fundamental: ¿Mirarán el fútbol uruguayo los jugadores de la selección? Tal vez parezca algo trivial, pero este cronista cree que deberían. Y por varias razones, la primera sería para nunca olvidar de dónde vienen, y a dónde tal vez vuelvan algún día. Eso es más importante que cualquier otra cosa, en el fútbol y en la vida. Y el fútbol, es ni más ni menos un reflejo de la vida.

Vaya uno a saber si los jugadores celestes con más tiempo en el exterior habrán descubierto algunas cosas, como cada vez que alguien que vive lejos hace cuando vuelve al país. Es que, cuando los integrantes del combinado dejaron nuestro fútbol para consagrarse en el exterior, no existía Torque, por ejemplo. El desembarco de los jeques del Manchester City estaba tan lejos como Forlán de jugar en la India, o Arévalo Ríos de las camisetas ajustadas. A lo sumo, alguno de los seleccionados llegó a jugar contra el extinto Paysandú Bella Vista, en el que dio sus primeros pasos el hombre que incursiona en Paraguay, luego de haber jugado en todos los equipos de la Liga Mexicana.

Ver el fútbol uruguayo, además de ayudarlos a mantener el contacto con sus raíces y a entender cómo el Cebolla mantiene su nivel de selección, les hará ver que mucho de lo que aplican hoy en los mejores equipos del mundo, viene de algún lado. Luis Suárez entenderá, que cada vez que le mete el cuerpo a un defensa del Real Madrid o del Atlético, debería enviar un agradecimiento a aquellos rústicos centrales de Rampla o de Liverpool que lo supieron acomodar en su momento y lo ayudaron a curtirse; Cavani recordará por qué le costaba tanto hacerle goles a Berbia, y los más jóvenes podrán ver en vivo y en directo a jugadores de los que sólo habían oído hablar.

Por todo esto, creemos que lo mejor que podría hacer el cuerpo técnico celeste es llevarlos a hacer “trabajo de campo”. No dejarlos quedarse en el Complejo y alentarlos a salir y ver en directo una buena dosis de fútbol uruguayo, en vez de quedarse encerrados jugando a la Play Station o perdiendo el tiempo con el Whatsapp. Siempre hay tiempo para retomar el contacto con los orígenes, nunca lo olvidemos.

Dejanos tu comentario

, , , ,