futbol navidad

El rincón de las arañas

Se nos vino

31 Dec , 2018  

Prof. Hermes J. Sanabria

El lechón o el cordero, ya están. La sidra, el pan dulce y el turrón, también. Con quiénes pasamos la noche del 31, definido. Solo falta esperar que llegue el momento de plasmar todos estos preparativos en una celebración que al igual que muchas veces el fútbol uruguayo, va en contra del calendario europeo.

Y hablando de fútbol uruguayo, sin dudas se encuentra en una fase mucho más atrasada que los preparativos de Fin de Año. De aquel lateral izquierdo o del punta por afuera que pidieron los técnicos, por ahora solo se saben las posiciones, porque nombres no hay. Ya llegarán ofrecimientos de contratistas con currículums de algunos ignotos obreros de la pelota o de otros que prometían y quedaron por el camino.

Tampoco sabe el hincha con quiénes va a pasar el próximo campeonato, hecho que siempre produce más incertidumbre y ansiedad que saber si algún pariente se va a tomar alguna copa de más que termine degenerando el espectáculo. De regalos de Reyes, ni hablar. Ni Diego López sabe si los tres hombres del desierto le van a dejar un clase A, ni Eduardo Domínguez tiene la certeza de que le vayan a dejar algo de lo que pidió en el arbolito de Los Céspedes. Ojo, la intriga es de todos, porque usted mismo tal vez pidió un set completo de asador y le terminan regalando un after shave. Como ya sabemos, no alcanza con portarse bien, sino que se depende del factor económico en el caso de los clubes y en el criterio del cuerpo técnico en el caso de la selección.

Hay quienes piden que las fiestas tradicionales pasen rápido, porque siempre uno se endeuda y termina lamentando haber invitado a ciertas personas. Es casi lo mismo que les pasa a algunas directivas cuando se preguntan para qué habrán traído a aquel 9 brasileño o a aquel promisorio valor del ascenso argentino que venía con tan buenas credenciales y recomendado por un empresario que parecía confiable.

Y como el fútbol tiene tantos paralelismos con la vida misma, no se preocupe que todo esto le volverá a pasar a usted en la próximas Fiestas Tradicionales y a su club en el próximo período de pases. Habrá que cuidarse de no comer el lechón caliente, de no hablar de política en la mesa si se tomaron un par de caliboratos extra, y de no pedir demasiado.

Dejanos tu comentario

, , , ,